Follow by Email

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)
https://www.todostuslibros.com/libros/espana-sentenciada_978-84-18492-03-7

miércoles, 21 de abril de 2021

UN AMBICIOSO ENSAYO POLÍTICO





https://www.leonoticias.com/culturas/libros/leones-santiago-trancon-20210421112952-nt.html


España sentenciada pero no vencida

 El leonés Santiago Trancón publica un ambicioso ensayo político

Santiago Trancón, un leonés de Valderas, publica un libro que analiza la realidad política de los últimos 40 años desde una perspectiva inédita, que sorprenderá, no sólo a políticos e historiadores, sino a cualquier lector: desde la perspectiva de las sentencias más importantes dictadas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo referidas a Cataluña. Lo que pudiera parecer un terreno árido y sólo apto para especialistas, se convierte en una lectura apasionante, ágil y rigurosa, que acaba respondiendo con rotunda objetividad a la pregunta de por qué y como hemos llegado hasta aquí. No sólo descubrimos el fondo de las sentencias, los confusos y peligrosos fundamentos jurídicos en que se basan, sino que iremos comprobando los efectos nocivos que esas sentencias han ido produciendo en la vida política y social, no ya en Cataluña, sino en toda España. Comprendemos así cómo el problema catalán se ha convertido en el problema español, porque lo que se ha puesto en peligro es el orden constitucional que asegura la unidad y la igualdad de todos los españoles.

Empieza el libro realizando una autopsia, con pulso de cirujano, de las 500 páginas de la sentencia del TS referida al golpe institucional llevado a cabo por los independentistas en septiembre y octubre de 2017. Se describen los hechos preparatorios, desde el 2012, y aquellos que sucedieron hasta la aplicación del artículo 155. Frente a estos hechos probados y sobradamente documentados, la absolución del delito de rebelión parece una auténtica provocación, jurídicamente insostenible, basada en una fabulosa "teoría de la ensoñación". 

En la segunda parte del libro explica Trancón cómo el poder judicial ha ido degradándose hasta hacer posible esta sentencia, cuáles han sido los antecedentes y la cadena de claudicaciones, prevaricaciones y cambalaches políticos y judiciales que han llevado a dejar casi impune el mayor acto insurreccional llevado a cabo en una democracia europea. El libro, mediante una acertada técnica de acumulación y progresión narrativa y argumentativa, va haciendo un recorrido por las sentencias y hechos más relevantes ocurridos en Cataluña desde la publicación del Manifiesto de los 2.300, en 1981, hasta hoy. 

Se analizan así Ley de Normalización del catalán y las sucesivas Leyes Educativas que han permitido la imposición del catalán en la enseñanza y en la vida pública y privada en Cataluña, la exclusión y persecución del español, la sentencia de la LOAPA -que inicia el desmoronamiento del Estado-, la sentencia aberrante sobre el Estatuto, la absolución de Pujol en el caso Banca Catalana, el Programa 2000 que contiene ya todos los elementos preparatorios del golpe de Estado, etc.

Se trata, como bien dice en el Prólogo Juan Pablo Cardenal, de "un libro doloroso pero imprescindible". Y añade: "La sensación de ira ante tanta inmoralidad inunda la lectura de este libro, de la primera página a la última". 

Santiago Trancón ha realizado una crónica histórica fundamental, basada en una teoría política que nos aclara el origen y la evolución del nacionalismo catalán, cuyo objetivo siempre ha sido y es, el logro de la independencia. La conclusión es clara: la rebelión de los separatistas catalanes, con la colaboración imprescindible de los defensores de ese imposible político llamado "nación de naciones", amenaza seriamente la continuidad de España como Nación y Estado democrático. Sólo si tomamos plena conciencia de lo sucedido, y del importantísimo papel que el poder judicial ha jugado en este proceso, podremos encarar con determinación nuestro inmediato futuro. Como bien concluye el autor, España ha sido sentenciada por los supremacistas y sus aliados, pero aún no ha sido vencida. Está en nuestras manos el impedir la claudicación final, porque hemos llegado a una situación de no retorno, donde, o triunfan los disgregadores antidemócratas o triunfan los demócratas constitucionales. 

Después de leer este libro nadie podrá quedarse indiferente ante la gravedad del momento histórico que vivimos. Un estudio cuyo interés y vigencia, sin embargo, van mucho más allá de la inestable coyuntura política, acosados como estamos por una pandemia de impredecibles consecuencias sociales y económicas. 

martes, 13 de abril de 2021

martes, 23 de marzo de 2021

LO QUE ESTÁ ES RIESGO ES LA UNIDAD Y LA IGUALDAD

 


Conversación tranquila de @jmfrancas con Santiago Trancón. Profesor y escritor, ha publicado una docena de libros, el último, «España sentenciada, pero no vencida».

Tuitter:@jmfrancas Webhttp://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.es,   YouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber Canal de Telegramhttps://t.me/joinchat/AAAAAE9v5rySdN0b09ak1Q

JMF: ¿Qué tuviste que ver con el ‘Manifiesto de los 2.300’?

ST: Fui su autor, lo redacté de un tirón después de hablar con el poeta Carlos Sahagún y el sindicalista José Luis Reinoso. Federico Jiménez Losantos introdujo luego un pequeños párrafo. Empezamos a difundirlo a partir de un grupo de socialistas y dirigentes de UGT en Santa Coloma de Gramanet. Antes habíamos logrado que Amando de Miguel encabezara a los primeros firmantes.

JMF: ¿Hace 40 años ya se veía el problema?

ST: Se empezaron a dar los primeros síntomas, y nuestro mérito fue el detectarlos y ver qué es lo que había detrás, que no era otra cosa que el proyecto independentista en su fase embrionaria, que pasaba en primer lugar por el control de la enseñanza y la administración, imponiendo el catalán por las buenas o por las malas.

JMF: ¿Ya imponían?

ST: Se empezó a imponer de muchos modos, presionando, señalando a los que nos resistíamos, creando en los centros escolares un ambiente contrario a todos los que nos oponíamos a dar las clases en catalán. Luego vinieron las normas y las leyes, empezando por la exigencia de alcanzar un nivel suficiente de catalán para poder acceder al concurso de traslados en el caso de los profesores, y ya no entró nadie en la administración pública si no dominaba el catalán. Al mismo tiempo se negó toda ayuda a la cultura y a los medios de comunicación que no se expresaran en catalán. Se fue creando el cerco para ir expulsando al español y a los hispanohablantes. El PSUC y el PSC hicieron el trabajo sucio. A mí me expulsaron del PSC, por ejemplo.

JMF: ¿El PSUC también?

ST: El PSUC era el que tenía más implantación y fue el más beligerante. Incluso convenció a Pujol para que no aceptara organizar las aulas en función de la lengua materna de los niños, lo que podía haberse hecho sin ningún conflicto, y lo que hubiera supuesto un ejemplo real de convivencia e intercambio lingüístico y ser la base del bilingüismo. No, lo que se buscaba era el monolingüismo, porque la construcción de la nación catalana se debía hacer sobre la base de la lengua, la seña de identidad fundamental. El elemento más discordante con ese proyecto eran las masas de obreros hispanohablantes, por eso había que empezar porque sus hijos hablaran el catalán y dejaran el español. El PSUC tenía una gran implantación precisamente en esos barrios obreros, así que fueron ellos los mejor preparados para anular cualquier resistencia.

JMF: ¿Qué sentido tenía hablar del catalán como lengua propia? Deja al castellano como impropia…

ST: Bueno, los independentistas han sido maestros en el uso del lenguaje, en introducir conceptos como ese de la lengua «propia» que ha tenido tanto éxito. Claro, si hay una lengua propia de un territorio, eso significa que cualquier otro es impropia, no natural, o sea, impuesta. Pero los territorios no tienen lengua, ni propia ni impropia, la tienen las personas, y la lengua propia de cada persona es su lengua materna. Por eso hicieron desaparecer enseguida el concepto de lengua «materna», algo que está reconocido por todos los organismos internacionales, pero que ha sido desterrado de Cataluña.

JMF: Tampoco me convence el de lengua vehicular… Una lengua si no es vehicular, ¿qué es?

ST: Es otro concepto ambiguo. De lo que se trata es de usar una u otra lengua como dominante en la enseñanza, el catalán o el español, respetando la lengua materna y propia de cada niño, y atendiendo así al deseo de los padres que siempre buscarán lo mejor para sus hijos, y lo que no quieren es que por culpa de la lengua puedan fracasar en su aprendizaje o sufrir un retraso escolar porque se les impone una lengua que no dominan. Hay algo de crueldad y desprecio a los hijos de los trabajadores a los que se les discrimina y cierra muchas posibilidades de desarrollo y luego de promoción social al imponerles el catalán como única lengua de la enseñanza.

JMF: Mejor lengua materna que no definir una lengua llamada ‘vehicular’ para todos, ¿no?

ST: Así es, y en el caso de Cataluña atender a las dos lenguas maternas dominantes, el español y el catalán.

JMF: Hace 40 años del manifiesto, ¿seguimos igual?

ST: Peor. Aquello fue el embrión, el huevo del dinosaurio que ya ha crecido y algunos se dan cuenta ahora, cuando despiertan, que «el dinosaurio ya estaba allí», como en el famoso minicuento de Monterroso. En mi libro «España sentenciada, pero no vencida», cuento y analizo todo el proceso, cómo todo se ha ido encadenando bajo el principio de «ni un paso atrás», «ni un pas enrere!”

JMF: Ha aparecido otro manifiesto, ¿tuyo también?

ST: Sí, también lo he escrito yo, lo que tiene el valor simbólico de unir el pasado y el presente, más allá de mi coherencia personal. Me pidió que lo escribiera un amigo, José Domingo, de Impulso Ciudadano, y tengo la satisfacción de que en una semana logramos enseguida reunir 500 firmas, entre las que están nombres muy conocidos y relevantes de la sociedad española, lo que nos reafirma en lo acertado de aquella denuncia inicial de 1981, y de la actual, 40 años después.

JMF: ¿Qué añades en este nuevo manifiesto?

ST: El centro de este nuevo Manifiesto no es Cataluña, sino España, porque el problema, aunque nunca fue sólo catalán, ahora ya afecta directamente a España, y no como un problema más, sino como un problema capital y decisivo, porque de lo que se trata es de que España permanezca como Nación y Estado democrático, o de que se trocee y desparezca como tal. Lo que está en riesgo real es la unidad y la igualdad de todos los españoles, o sea, el triunfo de los demócratas constitucionales, o el de los antidemócratas separatistas y totalitarios. Este enfrentamiento es agudo en el interior de Cataluña, pero se extiende a toda España, y no se podrá resolver en Cataluña si al mismo tiempo no se encara y resuelve en toda España.

JMF: ¿Siempre me ha chocado que la izquierda flirteara con el separatismo? Cómo lo explicas?

ST: Porque gran parte de esa izquierda proviene de una clase media y alta bien acomodada, propicia para interpretar los principios y valores de la izquierda según sus intereses. Eso ha llevado a algo insólito hoy en Cataluña, que los dirigentes de la CUP y de ERC, y de la mayoría del PSC, provengan de las clases más ricas y acomodadas. La revolución independentista es la revolución de los ricos. La jugada maestra es que estos mismos se hayan apropiado de la izquierda para así anular por completo cualquier oposición y rechazo de los trabajadores o las clases menos favorecidas. Es esperpéntico que la burguesía catalana se proclame de izquierdas, pero la farsa les funciona muy bien. Algo parecido ha pasado en el PSOE y Podemos, que han pervertido el lenguaje de la izquierda y por eso resulta tan difícil que surja un partido de izquierdas nacional y español, sin complejos, que desenmascare a tantos vividores y oportunistas.

JMF: Pues un partido así es del todo necesario. Gracias Santiago, un abrazo y mucho ánimo.

ST: Gracias a ti.


domingo, 21 de marzo de 2021

ENTREVISTA A SANTIAGO TRANCÓN

 Publicado en elCatalán.es

https://www.elcatalan.es/espana-sentenciada-pero-no-vencida




Entrevistamos a Santiago Trancón con motivo de la publicación de su libro "España sentenciada, pero no vencida 

(https://www.ultimalinea.es/politica-espanola/129-espana-sentenciada-pero-no-vencida- 9788418492037.html) 

y de la conmemoración del 40º aniversario de la publicación del "Manifiesto de los 2.300", del que fue su redactor, que ha dado lugar a un nuevo Manifiesto, también escrito por él, recientemente publicado con el apoyo de más 500 personalidades.


ANTONIO ROBLES: En el inicio de tu último libro "España sentenciada, pero no vencida", haces una advertencia con esta frase lapidaría de Francisco de Quevedo: “Determinarse tarde al remedio del daño, es daño sin remedio”. Tradúcenos el título y la advertencia.

SANTIAGO TRANCÓN: La vida es un encadenamiento ininterrumpido de hechos que determinan el presente. Personal y colectivamente hay decisiones que no se pueden posponer, porque si no se toman a tiempo, el daño ya no tiene remedio. El daño que el nacionalismo separatista ha causado en la sociedad catalana y en toda España es inabarcable. De lo que se trata ahora es de actuar con determinación para que este mal no acabe en un daño sin remedio: la desaparición de España como Nación y Estado democrático. Es un momento trágico, porque para los independentistas y todos sus aliados, España ya ha sido sentenciada. Pero España aún no ha sido ni derrotada, ni vencida.

A.R.: La percepción que tienen los españoles de sus instituciones es que han hecho dejación de sus funciones ante los nacionalistas, a excepción del Poder Judicial. Sin embargo, comienzas el libro haciendo una biopsia de la sentencia del TS contra los responsables del procés para mostrar los enjuagues políticos y la responsabilidad de los jueces. ¿No nos quedan ni siquiera los jueces?

S.T.: Mi análisis de lo que ha ido sucedido en los últimos 40 años sigue el hilo de las principales sentencias del TS y el TC referidas a Cataluña, pero cuya repercusión ha afectado a toda España. Van desde la anulación de la LOAPA hasta la sentencia de los golpistas del 1-O. Constato que los jueces han estado en el centro de todo cuanto ha ocurrido en España, y han condicionado con sus sentencias la vida política. Todavía nos queda una mayoría de jueces que ejercen honestamente su labor, pero desgraciadamente no son los que de verdad tienen el poder. El problema está en la minoría que controla el TS, El TC y el CGPJ. De éstos es de los que yo no me fío ni un pelo. 

A.R.: Lo más novedoso de tu libro, por atrevido, es esa disección minuciosa que haces del fondo de las principales sentencias de los Tribunales, desde el caso de Banca Catalana, a la Ley de Normalización Lingüística y las sucesivas Leyes de Educación, pasando por la sentencia del Estatuto o la de los golpistas y su insólita "teoría de la ensoñación", como tú la llamas.

S.T.: Ese es el elemento conductor que me sirve para demostrar la continuidad y progresión del proceso separatista, que ha ido pasando desde el catalanismo de buenas formas, al independentismo agresivo y neofascista actual, manejando cínicamente la impostura y una ambigüedad calculada con la que ha ido embaucando a todos los gobiernos de España. Me he atrevido a analizar y criticar todas esas sentencias porque he comprobado la gran influencia que han tenido en todo lo acontecido durante este largo período. Es una advertencia también para lo que puede hacer el poder judicial en el crítico momento en que nos encontramos, en el que va a ser decisiva la actitud que adopte ante el asalto final al poder que sin duda los independentistas llevarán a cabo más pronto que tarde. 

A.R.: Los jueces ocupan un lugar clave, están en la base que sostiene el sistema democrático y simbólicamente en la cumbre como poder independiente. Gozan de cierta aureola de respetabilidad porque se supone que su tarea exige una gran preparación y dedicación. El someter sus sentencias y decisiones al escrutinio y la crítica rigurosa y casi implacable que realizas en tu libro, sin ser jurista, ¿no crees que puede juzgarse de osadía, invalidándolo de antemano por ese motivo?

S.T.: Este es un argumento muy pobre, que revela un problema fundamental: el pretender que los jueces y sus sentencias están al margen del control democrático de la sociedad. Es paradójico, porque los jueces no son capaces de sustraerse al control de los partidos políticos y la presión de los Gobiernos, pero al mismo tiempo quieren mantenerse en una burbuja de intocabilidad, y para ello se protegen con un escudo retórico, un lenguaje hermético, artificialmente complicado, que se supone inaccesible al resto de los mortales. Cuando lo analizas, te das cuenta de que en gran parte es hojarasca, y que lo que se esconde al final son opiniones políticas e ideológicas muchas veces erróneas e interesadas. En ocasiones, con una ignorancia escandalosa, hasta echan mano de elucubraciones psicologistas insostenibles, como en el caso de la sentencia a los golpistas. Una cosa es respetar a los jueces, y otra el reverenciarlos y otorgarles una impunidad injustificada. Porque lo que han demostrado muchas veces es ponerse al servicio de intereses políticos y económicos ajenos al interés general. Me refiero a esa minoría que forma parte del entramado del poder dominante, con el que se mezcla y confunde. Apenas se distingue ya del poder ejecutivo y legislativo. 

A.R.: Lo que creo más importante de tu estudio es el haber incorporado al análisis político un elemento que hasta ahora no ha sido muy tenido en cuenta ni valorado suficientemente: la labor de los jueces, su responsabilidad en la deriva separatista y en la crisis que atraviesa nuestra democracia y el orden constitucional. Pero quizás no queda claro el papel del resto de factores, empezando por los nacionalistas y la colaboración imprescindible de los sucesivos Gobiernos, por no hablar de los poderes económicos, los partidos y la propia sociedad. 

S.T.: Todo está relacionado, y no podemos aislar un elemento sin tener en cuenta al resto. Podemos decir que todos esos factores que señalas, han sido causas necesarias, pero ninguna por sí sola suficiente. Es el efecto de acumulación y concatenación lo que les da esa fuerza determinista que, si no se frena, llegará a ser irreversible. Yo analizo las sentencias, no de forma aislada, como si fueran meros textos jurídicos, sino en relación con el contexto político y social, y, sobre todo, por sus consecuencias, porque tienen un efecto legitimador que las distingue del resto de factores. Por eso también aparecen capítulos y referencias al Manifiesto de los 2.300, le escándalo de Banca Catalana, el Programa 2000, los dos referendos y la persecución del español y la violencia que se ha adueñado de las calles en Cataluña.



A.R.: El encadenamiento y acumulación de todos estos hechos produce en el lector un efecto desolador, porque va constatando que todo responde a un proyecto bien planificado y llevado a cabo con el uso de todas las armas posibles, mediáticas, culturales, económicas y políticas, frente a las cuales los demócratas y el Estado se han mostrado pusilánimes, apaciguadores y claudicantes. El libro, como dice Juan Pablo Cardenal, es doloroso pero imprescindible.

S.T.: Sí, debo confesarte que sufrí mucho al ir constatando eso mismo que tan bien resumes. Incluso para mí, que he conocido de cerca muchos de esos acontecimientos, el encararlos, analizarlos y ponerlos unos en relación con otros, todo eso me produjo una gran desazón y angustia, porque hay algo fatal y reiterativo en la historia de España que puede acabar obsesionándonos: cómo es posible la existencia de tanto canalla, tanto cobarde, tanto irresponsable que juega con la vida y el bienestar de millones de españoles, que se pone al servicio de los más mezquinos y, sobre todo, cómo los más incapaces y oportunistas acaban adquiriendo un poder que acaba siempre en totalitarismo y persecución del adversario, al que convierten en enemigo despreciable. Cómo, al mismo tiempo, los mejores, los más honestos y capaces, son dejados de lado, apartados y excluidos de la vida pública. Qué te voy a decir a ti, Antonio, que eres un ejemplo vivo de cuanto digo, de resistencia insobornable, y de esto también la historia de España nos ofrece ejemplos admirables. Esa mezcla de lo mejor y lo peor es algo que hemos de aceptar, al menos para confiar en que no siempre triunfen los más miserables. 

A.R.: Hay otra clave en tu libro que creo necesario destacar, porque pasará desapercibida para muchos lectores. Me refiero a que todo cuanto expones y transmites con tanta claridad, rigor y pasión, es inseparable de tu posición de izquierdas .¿Me equivoco al hacer esta observación?

S.T.: No, en absoluto, y está muy bien que lo comentemos. Yo distingo entre tener ideas y valores de izquierdas, y defender una ideología de izquierdas, eso que se llama progresismo, así, sin más, una etiqueta que se usa para dar por válido y buenísimo lo que sea, aunque muchas veces sea lo más retrógrado y reaccionario imaginable, como es el nacionalismo y el independentismo. Hay una tradición de ideas y valores de izquierdas que hoy son plenamente defendibles, y tienen que ver con cosas tan elementales como el bien común, el interés, general, las diferencias de clase, la igualdad de todos los ciudadanos, la lucha contra los privilegios, la no discriminación por motivos de lengua, de origen, de clase, de posición económica. Estos principios, la izquierda ideologizada y fanatizada actual los ha sustituido por la defensa de las identidades, identidades casi siempre indefinibles y que se van inventando según convenga para dividir a la sociedad en tribus, creando fronteras territoriales e identitarias que sólo sirven es para mantener el control y el poder de las oligarquías, troceando la unidad e igualdad de todos los ciudadanos. Esto afecta sobre todo a la mayoría de trabajadores, cuya situación es cada día más deplorable, pues a todas sus dificultades se une el negárseles su lengua, su cultura, la igualdad de oportunidades, las posibilidades de progreso y mejora social. Esa izquierda degenerada desprecia profundamente a los trabajadores, pues pone por encima de la lucha por la mejora de sus condiciones de vida, los intereses de las oligarquías separatistas. 



A.R.: Sin duda esa tarea es hoy urgente, y habrá que empezar por recuperar el lenguaje frente a perversión de casi todos los términos, como izquierda, democracia, libertad o incluso justicia, que es inseparable de la igualdad y el respeto a la ley, eso que algunos jueces, sin embargo, desprecian con sentencias tan criticables como la del juicio a los golpistas, que tan bien diseccionas en la primera parte de tu libro. 

S.T.: Se ha destruido el espacio de la razón y el respeto a la verdad, que se sustituyen por una manipulación de la mente, los sentimientos y la difusión de ideas simples cargadas de emociones, que sólo buscan crear y sostener el enfrentamiento y la división entre los buenos y los malísimos. A quienes denunciamos la impostura, la mentira y el engaño tratan de arrinconarnos en el lado de los malísimos, los fachas, vamos. Pero si hoy existe algo a lo que pudiéramos llamar neofascismo, neofranquismo o neofalangismo, es a ese conglomerado de podemitas, sanchistas, nacionalistas y separatistas. España tiene que tomar conciencia de sí misma y de que su propia existencia está en peligro, y actuar en consecuencia, venciendo al derrotismo y la resignación. Aún estamos a tiempo de evitar lo que sería inevitable si triunfa el plan de los segregacionistas y sus aliados. 

A.R.: Fuiste el redactor del primer manifiesto “Por la igualdad de derechos lingüísticos”, más conocido como “El manifiesto de los 2.300” en 1981 del que el pasado día 12 de marzo se celebró su 40 aniversario. ¿Tú crees que quienes han despertado por los hechos del 1.O de 2017 están al corriente de la Resistencia al nacionalismo desde entonces, o su ignorancia ha propiciado la España sentenciada de hoy?

S.T.: La labor de resistencia al nacionalismo ha sido admirable, y tú la has protagonizado y contado muy bien en tu "Historia de la resistencia al nacionalismo". Es necesario dar a conocer esta historia, que es un ejemplo de lucha clásica contra la dominación, la exclusión y el señalamiento, hecha con todo en contra y sin apoyo alguno, por eso es más necesario el conocerla, reconocerla y valorarla, para dar ánimo y fuerzas a la lucha de hoy, que cada día será más abierta y exigirá mayores dosis de valor y generosidad.

A.R.: Tú dabas clases en el mismo instituto de Santa Coloma que Federico Jiménez Losantos, a cuya salida, una noche, días después de publicarse el manifiesto reivindicando igualdad lingüística, fue secuestrado, atado a un árbol junto a otra profesora y abandonado con un tiro en la pierna. Después de aquel hecho, 14.000 maestros y profesores hispanohablantes abandonaron Cataluña y los firmantes del manifiesto, incluido tú, hicisteis lo propio dejando sin dirección aquel brote de resistencia al nacionalismo. ¿Os equivocasteis al marcharos?

S.T.: Ya he contado en otras ocasiones que más que marcharnos, nos echaron. Nuestra intención no era irnos de Cataluña, donde teníamos nuestra vida y nuestro trabajo. Más aún, intentamos crear una asociación para canalizar aquel movimiento espontáneo surgido del Manifiesto. Necesitábamos un mínimo de apoyo. Yo me entrevisté dos veces en Madrid con Martín Villa, entonces Ministro de Administración Territorial. Me entretuvo un par de meses con vagas promesas. El apoyo tenía que salir "de los fondos reservados" de la Presidencia (de Calvo Sotelo). Vamos, que debía llevarse a cabo con total secreto y alevosía. ¡Tenía pánico a que Pujol se enterara! Así que, sí, pudo ser un error el marcharnos, pero muy comprensible. Y añade el acoso, el señalamiento y las amenazas que sufrimos los que nos dimos a conocer.

A.R. Además de profesor, escritor y amante del teatro, te has implicado políticamente. Tú última aventura te llevó a ser cofundador de dCIDE, Centro Izquierda de España. ¿Por qué cuesta tanto en España que la izquierda ame a su país? ¿Por qué es necesario un partido de Izquierdas abiertamente español?

S.T.: Hemos de aceptar que las categorías de izquierda y derecha están ahí, son útiles y no tiene sentido perder tiempo y esfuerzo en combatirlas. Lo que hay que combatir es el fanatismo y el sectarismo. A partir de aquí es absolutamente urgente y necesario, que surja una izquierda española y sin complejos que combata y sustituya a la actual izquierda en el poder, que es una degeneración de las ideas y valores de la izquierda y que vive de la inercia y el prestigio cultural que la izquierda ha adquirido, pero que lleva a cabo una política totalmente contraria al bien común, que el es bien de la mayoría, o sea, de los trabajadores. Esa izquierda arrogante, frentista, rencorosa y muy analfabeta, lo que hace es favorecer los intereses de los más poderosos. Se trata del engaño y la farsa más descomunal, como lo es el apoyar el plan destructivo de los separatistas, la revolución de los ricos, vamos. Un casta rancia y cochambrosa, pero que tiene un afán totalitario de poder muy peligroso. Al fundar dCIDE hemos intentado organizar esa otra izquierda, pero sin un apoyo mínimo, económico y mediático, hoy es imposible ir más allá del esfuerzo testimonial y la difusión de ideas renovadoras, algo, por otra parte, absolutamente necesario. Esto lo hemos expresado muy bien en la declaració "Otra España es posible, otra izquierda es necesaria”: 

(https://www.elcatalan.es/otra-espana-es-posible-otra-izquierda-es-necesaria?fbclid=IwAR2XmOdIiMet0HdJ9olIgo4HFzXIwkjOGo89iSKGzF-rQbT0HcpFs_Tlb4w)

A.R.: Bueno Santiago, ya que nos ha cogido el carajal de Cs en medio de la entrevista, ¿podrías arriesgar una opinión de por qué los mejores sueños pueden acabar en pesadillas?

S.T.: Es un ejemplo devastador de eso que hablamos, el triunfo de los más rastreros e incapaces. Por un lado desanima a todos los demócratas, por otro nos obliga a modificar radicalmente el funcionamiento y la democracia interna de los partidos. También pone de manifiesto esa tendencia al enfrentamiento personal, la incapacidad de superar las egolatrías y la perversión de las relaciones. Pero hay algo más, y yo creo que aquí están interviniendo otros poderes, y no hace falta ser conspiranoico. Esto no favorece para nada la estabilidad y el equilibrio democrático, así que debe servirnos como una llamada de alerta, porque es otro síntoma de la degeneración de la política, lo que es ya un asunto muy serio.

lunes, 15 de marzo de 2021

40 ANIVERSARIO DEL “MANIFIESTO DE LOS 2.300” (y III)

 LOS DOCUMENTOS DEL NUEVO MANIFIESTO

Debo aclarar que soy el autor del nuevo texto, como lo fui del primero de 1981. Lo digo para asumir mi responsabilidad con todas las consecuencias, para bien y para mal, como nos ocurrió en 1981 a los primeros firmantes. 



 

Manifiesto de los 2.300, 40 años después...

EDEFENSA DE LA NACIÓN CONSTITUCIONAL Y POR LA IGUALDAD DE TODOS LOS ESPAÑOLES

HACE 40 AÑOS, un grupo de intelectuales, profesores y trabajadores residentes en Cataluña alertó por primera vez de los peligros del nacionalismo excluyente que iniciaba su proyecto de imposición lingüística y de eliminación del español de las instituciones en esta Comunidad. Lo hicieron a través del conocido como el Manifiesto de los 2.300. Su precoz denuncia tuvo gran repercusión y provocó una campaña política de desprestigio y persecución contra sus promotores, hasta llegar al atentado terrorista que sufrió uno de sus primeros firmantes.

HOY, cuatro décadas después, aquel manifiesto, que llevaba por título Por la igualdad de derechos lingüísticos en Cataluña, sigue vigente. No solo por la continuada validez de su diagnóstico, sino por haberse cumplido su vaticinio sobre el empeoramiento de la convivencia y las graves consecuencias que la política iniciada por la Generalidad iba a producir en la sociedad catalana y en el conjunto de España. Esta situación ha llevado a Cataluña a la división, la inseguridad, la decadencia económica y a un retroceso social que empieza a afectar a una mayoría de catalanes.

LO QUE EMPEZÓ presentándose como «normalización» del uso del catalán fue avanzando, con ambigüedad calculada, hacia la exclusión de la lengua común y el rechazo de los lazos históricos, afectivos, culturales y lingüísticos que nos unen a todos los españoles. El Manifiesto desenmascaró las intenciones de un catalanismo que ahora se presenta abiertamente como nacionalismo hispanófobo y que tiene como objetivo derribar la Constitución de 1978, último dique de contención de su proyecto rupturista, hoy mimetizado en otras partes de España.

LA CRISIS POLÍTICA que el separatismo insolidario ha provocado en nuestro país –agravada por una crisis sanitaria y económica de profundas dimensiones–, amenaza con destruir la unidad y la propia existencia de España como Nación y como Estado democrático. No hemos llegado a esta situación de modo inexplicable o repentino: nuestra penosa coyuntura es resultado de innumerables errores, engaños y claudicaciones de los que son responsables en gran parte los sucesivos gobiernos de España, que, entre la indolencia y la inepcia, no han sabido encarar con determinación el desafío anticonstitucional y su desprecio reiterado a la ley y a las decisiones judiciales. Tal dejación propició el ataque frontal a la democracia de septiembre y octubre de 2017 del que sus autores no solo no se arrepienten, sino que proclaman provocativamente que lo «volverán a hacer». Su amenaza sigue en pie.

HEMOS ENTRADO en un periodo decisivo de crisis nacional de la que no podremos salir si no nos paramos ante el abismo, si no nos atrevemos a mirar al fondo de ese precipicio con valentía, si no encaramos el reto independentista como lo que es: un proyecto que solo podrá acabar o con el desmoronamiento del Estado de Derecho, o con la derrota del separatismo y el afianzamiento de una España democrática y más igualitaria.

LOS ABAJO FIRMANTES, al conmemorar el aniversario de aquel acto inicial de protesta democrática, queremos reivindicar la lucha resistente de todos los ciudadanos que durante estos años han visto atropellados sus derechos constitucionales, lingüísticos y cívicos en numerosos espacios y de diversas formas. Aquellos que...

No pueden educar a sus hijos en su lengua materna y oficial.

Ven con dolor cómo sus hijos son adoctrinados en la escuela en el desprecio a España.

No son atendidos por las administraciones en las lenguas oficiales y no pueden usar libremente cualquiera de estas lenguas en su actividad comercial, productiva, pública y privada.

Padecen amenazas y son estigmatizados por discrepar de la ideología independentista.

Ven cómo se malgasta el dinero público en la promoción del proceso separatista.

Reclaman medios de comunicación que ofrezcan información veraz y objetiva y que no practiquen la demagogia y fomenten la manipulación de la mente y de las emociones.

Son discriminados en el acceso al trabajo y ven reducidas su movilidad social y sus oportunidades vitales.

Contemplan día tras día la supresión de los símbolos constitucionales de las instituciones y la eliminación de todo tipo de referentes culturales comunes.

LA IGUALDAD DE DERECHOS, fundamento de la democracia, es incompatible con cualquier privilegio basado en la lengua, el lugar de origen, la condición social o la ideología política. Nuestra Constitución asegura esa igualdad. Por eso rechazamos sus incumplimientos y los intentos encubiertos de mutación o explícitos de modificación, que pretenden soslayar las reglas de la reforma constitucional. La defensa de España como nación, de su historia y cultura comunes, del español como lengua oficial y de la enseñanza en toda España, y de las otras lenguas oficiales en sus respectivas comunidades, forman parte esencial del orden constitucional que asegura la igualdad de derechos y deberes de todos los españoles y permite avanzar hacia una sociedad más justa y próspera para todos. No vamos a consentir que este patrimonio compartido sea destruido por minorías supremacistas y medios antidemocráticos.

NADA ES más importante y urgente que frenar este proceso destructivo, hacerlo retroceder y derrotarlo con las armas de la razón, de la política y del derecho. El resto de los problemas económicos y sociales no podrán ser abordados si nuestra propia existencia como nación está amenazada y carecemos de un Estado democrático fuerte y cohesionado.

ESPAÑA ES HOY una sociedad moderna y democráticamente avanzada, resultado de muchos siglos de vida en común y esfuerzo colectivo de muchas generaciones que han compartido un territorio y trabajado en él, gracias a un marco normativo común que ha asegurado su soberanía y afianzado un orden político, social y económico en el que hay un lugar para todos. A través de este largo y difícil proceso, los españoles han superado unidos muchos obstáculos. No hay arma más eficaz para acabar con los peligros actuales que el afianzamiento de esos vínculos históricos de fraternidad, igualdad y confianza mutua.

HEMOS DEMOSTRADO tener una gran capacidad organizativa y creadora que, por culpa de una minoría privilegiada, egoísta y corrupta, es hoy sistemáticamente despreciada y desaprovechada. Necesitamos recuperar y estimular ese impulso colectivo para orientarlo hacia el estrechamiento de los vínculos comunitarios y hacia la promoción igualitaria del bienestar, promoviendo un equilibrio territorial más justo. Que nuestra Nación recupere la conciencia de sí misma y confíe en la capacidad de todos los españoles para unirnos, terminar con la actual crisis y contrarrestar la dinámica frentista y destructiva en la que estamos atrapados.

CONSCIENTES de nuestra responsabilidad, preocupados por el deterioro de la convivencia, ante la confusión y perplejidad en que se encuentran millones de españoles, queremos asumir un compromiso público y político en la defensa del orden democrático y de la Constitución. Pedimos a todos, trabajadores, profesionales, intelectuales, responsables y militantes de los partidos, miembros del poder judicial, representantes del poder económico y financiero, de los medios de comunicación y a todos cuantos tienen algún poder, influencia y responsabilidad social, que dejen de lado sus cálculos y sus intereses, sus engaños y equidistancias, para encarar unidos y con valentía la gravedad del actual momento histórico.

DEFENDER A ESPAÑA es defender el bien común, porque España es la mejor garantía de nuestros derechos y libertades. Pedimos a todos los ciudadanos que no se dejen llevar por el miedo, la resignación o el pesimismo, y que adopten una actitud decidida en defensa del orden constitucional contra quienes quieren destruirlo.

12 de marzo de 2021


500 personalidades firman el manifiesto EN DEFENSA DE LA NACIÓN CONSTITUCIONAL Y LA IGUALDAD DE TODOS LOS ESPAÑOLES

Con motivo del 40o aniversario del manifiesto Por la igualdad de derechos lingüísticos en Cataluña, publicado el 12 de marzo de 1981 y que se conoció como Manifiesto de los 2.300, los primeros firmantes de aquel manifiesto, Amando de Miguel, Federico Jiménez Losantos, Santiago Trancón, José María Vizcay, José Carralero, Benjamín Oltra, José María Fernández y Amelia Romero han firmado ahora el llamamiento En defensa de la Nación constitucional y de la Igualdad de todos los españoles.

La delicada situación por la que atraviesa España ha hecho posible que, por primera vez en las últimas décadas, un pronunciamiento de esta naturaleza haya obtenido el respaldo de 500 personalidades muy diversas ideológicamente, en una muestra de pluralismo desconocido casi desde los tiempos de la Transición.

El manifiesto ha sido promovido por la asociación Impulso Ciudadano y a esa iniciativa se han unido los presidentes de una treintena de asociaciones cívicas y fundaciones.

Entre las personalidades firmantes del documento figuran destacados miembros de la cultura, la universidad, la política y el derecho como Mario Vargas Llosa, Félix de Azúa, Francesc de Carreras, Fernando Savater, Andrés Trapiello, Félix Ovejero, Elías Díaz, Carlos Jiménez Villarejo, Gabriel Tortella, Elisa de la Nuez, Arcadi Espada, Albert Boadella, Maite Pagazaurtundua, Cayetana Álvarez de Toledo, Rafael Arias-Salgado, Joaquín Leguina, Javier Rupérez, José L. Corcuera, Iñaki Arteta, Álvaro Delgado-Gal, Francisco Laporta, Araceli Mangas, Juan Claudio de Ramón, Julio Valdeón, Francisco Vázquez, F. Sánchez Dragó, Tomás Ramón Fernández, Ignacio Morgado, Roberto L. Blanco Valdés, Luis Alberto de Cuenca, Florentino Portero, Jesús Munárriz, Rosa Díez, Pablo Zavala, Ferran Toutain, Xavier Pericay., etc.

Dicho documento está publicado y puede suscribirse en las páginas web www.nacionconstitucional.es www.impulsociudadano.org

El llamamiento que hoy se presenta públicamente comienza así:

“(...) cuatro décadas después, aquel manifiesto, que llevaba por título Por la igualdad de derechos lingüísticos en Cataluña, sigue vigente. No solo por la continuada validez de su diagnóstico, sino por haberse cumplido su vaticinio sobre el empeoramiento de la convivencia y las graves consecuencias que la política iniciada por la Generalidad iba a producir en la sociedad catalana y en el conjunto de España”.

Y concluye en estos términos:

“(...) ante la confusión y perplejidad en que se encuentran millones de españoles, queremos asumir un compromiso público y político en la defensa del orden democrático y de la Constitución. Pedimos a todos, trabajadores, profesionales, intelectuales, responsables y militantes de los partidos, miembros del poder judicial, representantes del poder económico y financiero, de los medios de comunicación y a todos cuantos tienen algún poder, influencia y responsabilidad social, que dejen de lado sus cálculos y sus intereses, sus engaños y equidistancias, para encarar unidos y con valentía la gravedad del actual momento histórico.

Defender a España es defender el bien común, porque España es la mejor garantía de nuestros derechos y libertades. Pedimos a todos los ciudadanos que no se dejen llevar por el miedo, la resignación o el pesimismo, y que adopten una actitud decidida en defensa del orden constitucional contra quienes quieren destruirlo”.

Se adjuntan el texto íntegro del llamamiento y listado completo de sus firmantes. Contacto: Isabel Fernández Alonso +34 654 41 90 72

info@impulsociudadano.org

www.impulsociudadano.org


Llamamiento En defensa de la Nación constitucional y por la Igualdad de todos los españoles

Los ocho firmantes del Manifiesto de los 2.300 (12/3/1981) que suscriben este llamamiento en el 40o aniversario, son: Amando de Miguel, Federico Jiménez Losantos, Santiago Trancón, José María Vizcay, José Carralero, Benjamín Oltra, José María Fernández y Amelia Romero.

Relación íntegra de firmantes

(orden alfabético por nombre)

  1. Aarón García Peña. Poeta, director programa de Retórica y Elocuencia del Ateneo de Madrid, coordinador Feria del Libro de Vallecas

  2. Adolfo Sánchez Barbudo. Jubilado

  3. Adoración Moreno Fernández. Profesora de Universidad

  4. Agustín Navarro Pérez. Biólogo

  5. Albert Boadella. Dramaturgo

  6. Alberto G. Ibáñez. Escritor y ensayista

  7. Alberto González Troyano. Profesor, Universidad de Sevilla

  8. Alberto MartínezPresidente de Idiomas y Educación

  9. Alberto Reig Tapia. Catedrático de Ciencia Política, URV

  10. Alberto Rodríguez Rodríguez. Trabajador Social

  11. Alejandro Molina Olías. Abogado

  12. Alejandro Rodríguez Gómez. Profesor Titular, U. Politécnica de Cataluña

  13. Alexandra López-Liz Corbella. Abogado. Presidenta de Aixecat

  14. Alfonso De Lucas Buñuel. Profesor de Lengua y Literatura

  15. Alfonso García Figueroa. Catedrático de Filosofía del Derecho, UCLM

  16. Alfonso González Finat. Ingeniero

  17. Alfonso Ruiz Miguel. Catedrático de Filosofía del Derecho

  18. Alfonso Valero. Abogado (Melbourne, Australia)

  19. Alfredo Canal Recio. Ingeniero y empresario

  20. Alfredo de Blas del Hoyo. Profesor agregado, U. Politécnica de Cataluña

  21. Alicia Cora Ramos. Funcionaria del MAEC (j)

  22. Álvaro Delgado-Gal. Escritor

  23. Álvaro Zuleta. Empresario

  24. Amando de Miguel. Sociólogo

  25. Ambrosio García Leal. Biólogo

  26. Amelia Romero Trujillo. Editora

  27. Ana de Dompablo Guerrero. Economista y concejal

  28. Ana Fernaud Vela. Graduado

  29. Ana LosadaPresidenta de Asamblea por una Escuela Bilingüe

  30. Ana Magaldi Paternostro. Fiscal (j)

  31. Ana María Trancón Pérez. Licenciada en Filología Hispánica

  32. Ana Yerro. Periodista

  33. Andrea Ricoy Riego. Jubilada

  34. Andrés Caparrós. Periodista

  35. Andrés González López. Economista

  36. Andrés Ortega Monge. Médico

  37. Andrés Trapiello. Escritor

  38. Ángel GalánPresidente Coordinadora Iberoamericana contra la Intolerancia,

    el antisemistismo y el racismo, CICRAIN

39. Ángel Pérez-Herrera Jubilado
40. Ángel 
Puyuelo Jarne. Catedrático de Matemáticas (j)
41. Ángel 
Rodríguez Rodríguez. Psicólogo
42. Angel 
Sánchez Blanco. Catedrático de Derecho Administrativo
43. Ángel 
Sanz Caparrós. Empresario autónomo
44. Ángel 
Valverde Pampillón. Jubilado
45. Anna 
Nadal BurguésPresidenta Consejo Residentes Españoles de Nueva

York

  1. Antonia Cano Jiménez. Administrativo

  2. Antonio Alejandre Bóveda. Maestro, jubilado

  3. Antonio Barcelona Sánchez. Catedrático, Universidad de Córdoba

  4. Antonio Carranza Barcelona. Técnico

  5. Antonio Cosano Pérez. Diplomático

  6. Antonio Gallifa Olivé. Economista

  7. Antonio Imízcoz Villar. Periodista

  8. Antonio Jiménez-Blanco. Catedrático de Derecho Administrativo

  9. Antonio Manuel Peña Freire. Profesor Titular de Filosofía del Derecho, UGR

  10. Antonio Moral Marchal. Graduado social

  11. Antonio Regalado Rodríguez. Periodista

  12. Antonio Robles Almeida. Profesor de Filosofía y escritor

  13. Antonio Roig Ribé. Catedrático de Filosofía (j)

  14. Antonio Vázquez Álvarez. Abogado

  15. Araceli Mangas Martín. Catedrática de Derecho Internacional, Universidad

    Complutense de Madrid

  16. Arcadi Espada. Periodista

  17. Atilana Guerrero Sánchez. Profesora

  18. Aurora Mercedes Gil y Falces. Psicoterapeuta (jubilada)

    B-E

  19. Beatriz Aizpún Bobadilla. Historiadora

  20. Benjamín Oltra y Martín de los Santos. Catedrático de Sociología U. Alicante.

    Profesor emérito

  21. Bernabé Sarabia Heydrich. Catedrático de Universidad

  22. Berta Romera. Profesora de Historia y Geografía en ESO y Bachillerato

  23. Borja Vinuesa. Economista

  24. C. Nieves Fernaud Vela. Psicólogo

  25. Camilo José Cela Conde. Profesor emérito, UIB

  26. Carlos Basté López. Ingeniero químico

  27. Carlos Calatayud Paz. Seguridad

  28. Carlos Conde SolaresCoordinador Foro de Profesores. Profesor Ha España,

    Universidad de Northumbria, UK

  29. Carlos Fernández de Casadevante Romani. Catedrático de Derecho

    Internacional Público y Relaciones Internacionales

  30. Carlos Fernández-Lerga Garralda. Abogado

  31. Carlos Francisco Márquez Linares. Profesor Titular, Universidad de Granada

  32. Carlos Javier Megino VázquezPresidente de Cataluña Suma

  33. Carlos Javier Taranilla de la Varga. Profesor

  34. Carlos Jiménez Villarejo. Fiscal, jubilado

  35. Carlos Llombart. Ingeniero

  36. Carlos María Pérez- Roldán. Abogado

  37. Carlos Martínez Gorriarán. Profesor de Filosofía Política, UPV-EHU

83. Carlos Perreau de Pinninck. Empresario
84. Carlos 
Rodríguez Estación. Profesor de Filosofía, Universidad de Sevilla 85. Carlos Silva Campañón. Catedrático de inglés. Coordinador Observatorio de

la Violencia Política en Cataluña

  1. Carlos Vélez González. Economista

  2. Carmen Leal Adan. Profesora jubilada

  3. Carmen Pita García. profesora

  4. Cathy Cruzado Rodríguez. Empresaria

  5. Cayetana Álvarez de Toledo. Diputada. Libres e Iguales

  6. Cecilia Doménech Rodríguez. Enfermera

  7. Celestino Cortina Villar. Empresario

  8. César Nombela Cano. Catedrático emérito

  9. Cesáreo Gutiérrez Espada. Catedrático de Derecho Internacional Público

  10. Chantal Moll de Alba. Profesora de Derecho Civil

  11. Chus Sas Fojon. Enfermera jubilada

  12. Clara Isabel Francia Somalo. Periodista

  13. Concepción Travesedo de Castilla. Profesora Titular de Comunicación,

    Universidad de Málaga

99. Conchita Martin López. Administrativo
100. Constancio 
González Rivera. Ingeniero
101. Cristiano 
BrownPresidente Fundación Progreso y Democracia 102. Cristina Casanova. Fotógrafa, diseñadora, empresaria
103. Cyril 
Trépier. Profesor de Geografía en liceo Bossuet de Meaux

(Francia)
104. Daniel 
Rubio Ruiz. Profesor (j). Tutor UNED Cervera
105. David 
Guerrero. Funcionario
106. David 
Hernández Plazas. Funcionario
107. David 
Jiménez Torres. Profesor y escritor
108. David 
Martinez. Empresario
109. David-Isidro 
Carpio Briz. Profesor de Derecho Penal, U. de Barcelona 110. Demetrio Casado Pérez. Jubilado
111. Dolores 
Agenjo Recuero. Profesora de Lengua y Literatura Española (j) 112. Dolores Olaso SendraPresidenta de Somos Tabarnia
113. Dolores Sanahuja Cambra. Abogada
114. Domingo 
Díaz Asensio. Ingeniero de Telecomunicación (j)
115. Eduardo J. 
García.
116. Eduardo 
López-Dóriga Enríquez. Ingeniero químico. Presidente de la

Asociación por la Tolerancia
117. Eduardo Martínez Narváez. Diplomado en Empresariales
118. Eduardo 
Uriarte Romero. Jubilado. Fundación para la Libertad
119. Eduardo Valencia HernánPresidente de Ágora Socialista
120. Eduardo Vírgala Foruria. Catedrático de Derecho Constitucional (j) 121. Elena Llorente Trujillo. Parlamentaria foral de Navarra
122. Elena 
Valverde Pampillón. Profesora de instituto (j)
123. Elías 
Díaz. Catedrático emérito de Filosofía del Derecho, Universidad

Autónoma Madrid
124. Elisa 
de la Nuez. Abogada del Estado. Secretaria general Fundación

Hay Derecho
125. Eloy Moreno TarrésPresidente de Llibertats
126. Elvira Roca Barea. Profesora
127. Encarnación 
Cruz Manzano. Administrativa
128. Enrique 
Fliquete Lliso. Profesor derecho Constitucional, UV 129. Enrique Iáñez Pareja. Profesor Universidad

  1. Enrique Melchor Gil. Catedrático de Historia Antigua, Universidad de Córdoba

  2. Enrique Moreno Castillo. Profesor de Instituto (j)

  3. Enrique Sánchez González. Empresario

  4. Ernesto Suárez. Profesor

  5. Esaú Alarcón García. Abogado y profesor universitario

  6. Esmeralda Úbeda. Profesora de Universidad (j)

  7. Estanislao Arana García. Profesor universitario

  8. Esteban Ibarra Blanco. Director de Programas educativos y de

    solidaridad. Presidente del Movimiento contra la Intolerancia

  9. Esteban Tranche Fernández. Profesor (j)

  10. Eugenio Jesús de Ávila Juárez. Periodista

    F-I

  11. F. Javier Yáñez del Rio. Graduado Social

  12. Fátima Macho Ortiz. Abogado (j)

  13. Federico Jiménez Losantos. Escritor

  14. Federico Trias de Bes Recolóns. Abogado

  15. Félix Crespo Hellín. Profesor de Derecho, U. de Valencia

  16. Félix de Azúa. Escritor. Real Academia de la Lengua Española

  17. Félix Ovejero. Profesor Universidad

  18. Félix Pérez Romera. Técnico en Marketing

  19. Fernando Castillo. Profesor

  20. Fernando Gabucio Cerezo. Profesor de Universidad

  21. Fernando García de Cortázar Ruíz de Aguirre. Historiador

  22. Fernando García-Romanillos Valverde. Periodista. Profesor (j)

  23. Fernando H. Llano Alonso. Catedrático de Universidad

  24. Fernando Jiménez Sánchez. Catedrático de Ciencia Política,

    Universidad de Murcia

  25. Fernando Ma López-Aguilar. Profesor Emérito, Universitat Autònoma

    de Barcelona

  26. Fernando Mínguez. Abogado

  27. Fernando Mut Oltra. Arquitecto. Presidente de Societat Civil Valenciana

  28. Fernando Navarro GarcíaPresidente del Centro de Investigaciones

    sobre los Totalitarismos y Movimientos Autoritarios (CITMA)

  29. Fernando Sánchez CostaPresidente de Societat Civil Catalana

  30. Fernando Sánchez Dragó. Escritor

  31. Fernando Savater. Escritor

  32. Fernando Usón Forniés. Profesor universitario

  33. Fernando Navarro-Rodríguez. Ingeniero

  34. Ferran Toutain Gibert. Escritor

  35. Fidel Vilanova José. Escritor

  36. Florentino Portero. Director Instituto Política Internacional, Universidad

    Francisco de Vitoria

  37. Francesc de Carreras. Catedrático de Derecho Constitucional

  38. Francisco Beltrán. Lecturer, University of Toronto

  39. Francisco Calero. Economista

  40. Francisco J. Muñoz Quintana. Mecánico de instalaciones

  41. Francisco Javier Irazoki. Escritor

  42. Francisco Javier Zubiaur Carreño. Historiador

  43. Francisco José Cañal García. Profesor titular de Derecho Financiero

  44. Francisco José Viqueira Niel. Embajador de España

  1. Francisco Laporta San Miguel. Catedrático emérito, Universidad Autónoma de Madrid

  2. Francisco Oya CámaraPresidente de Profesores por el Bilingüismo

  3. Francisco Ramos. Professor, Loyola Marymount University

  4. Francisco Ripoll Roig.Economista

  5. Francisco Sosa Wagner. Catedrático de Universidad

  6. Francisco Vázquez Vázquez. Embajador de España (j), ex alcalde de La Coruña

  7. François MeylanPrésident Catalunya peuple d’Espagne CPDE

  8. Gabriel Albiac. Catedrático de Universidad (j)

  9. Gabriel Tortella Casares. Historiador y economista, catedrático emérito.

  10. Gari Durán Vadell. Historiadora

  11. Gema Cano Jiménez. Profesora de Instituto

  12. Gerardo López Sastre. Catedrático de Filosofía, U. de Castilla

  13. Gloria López González. Farmacéutica (j)

  14. Gloria Soto Aguilera. Abogado

  15. Gonzalo Sichar Moreno. Secretario general CITMA

  16. Göran Rollnert Liern. Profesor Titular de Derecho Constitucional,

    Universidad de Valencia

  17. Gorka Maneiro. Analista político.

  18. Graciela Merigó Puig. Socióloga

  19. Gregorio Rello Cortés. Ingeniería

  20. Guillermo Garabito. Periodista

  21. Hernán Gené de Lucca. T eatro

  22. Horacio Silvestre. Catedrático de Latín

  23. Ignacio Moneo. Médico

  24. Ignacio Morgado Bernal. Catedrático de la UAB

  25. Iñaki Arteta Orbea. Director de cine

  26. Iñaki Ezkerra Greño. Escritor

  27. Isabel Arroyo Ortiz. Economista

  28. Isabel Escobar Hinojosa. Jubilada

  29. Isabel Fernández Alonso. Profesora Titular de Comunicación, UAB

  30. Isabel Sánchez Villanueva. Profesora universitaria (j)

  31. Isabel Trancón Pérez. Doctora en Filología Hispánica

  32. Isidro González. Catedrático

  33. Iván Teruel Cáceres. Profesor de Enseñanza Secundaria


  34. Jaime Álvarez-Buiza Diego. Escritor, jubilado de la U.de Extremadura

  35. Jaime de Córdoba Benedicto. Artista

  36. Jaime Ignacio del Burgo. Abogado

  37. Javier Batlle Caravaca. Médico

  38. Javier Béjar. Abogado

  39. Javier de la Fuente. Profesor universitario

  40. Javier Farreres. Profesor universitario

  41. Javier Huerta Calvo. Catedrático de universidad

  42. Javier Jiménez-Ugarte. Diplomático

  43. Javier Navarro. Profesor de Universidad

  44. Javier Roselló Llabrés. Médico

  45. Javier Rupérez. Diplomático

  46. Javier Tajadura Tejada. Profesor de Derecho Constitucional

  47. Javier Toledano Ventosa. Funcionario

221. Jerónimo Moreno. CEO
222. Jesús 
Guzmán Francisco. Jubilado
223. Jesús 
Heredia de la Piedad. Consultor
224. Jesús 
Herrero Yagüe. Jubilado
225. Jesús 
Martínez Frías. Investigador científico
226. Jesús 
Munárriz. Editor
227. Jesús 
Nieto Jurado. Escritor, actor de doblaje y periodista
228. Jesús 
Paz Fernández. Jubilado
229. Joan 
López Alegre. Ex diputado del Parlamento de Cataluña
230. Joaquín 
García-Romanillos Valverde. Abogado
231. Joaquín 
Güell Ampuero. Inversor. Presidente de la Fundación Joan

Boscà

232. Joaquín Leguina Herrán. Ex presidente de la Comunidad de Madrid. 233. Economista y demógrafo
234. Joaquín 
Tamames. Empresario
235. Joaquín 
Villanueva. Empresario. Junta Coordinadora de Consenso y

Regeneración Regeneración

236. Jordi Cantallops Montero. Economista. Inspector de Educación 237. Jordi Sabatés Navarro. Músico, pianista y compositor
238. Jorge 
Bustos. Periodista y escritor
239. Jorge 
Calero. Catedrático de Economía Aplicada, U. de Barcelona 240. Jorge Fernández-Argüelles Bravo. Consultor

241. Jorge Luis Rodríguez Pascua. Teleoperador 242. Jorge Valverde Fraikin. Economista
243. José 
Andrés Rozas. Profesor de Universidad 244. José Antonio Amado Vila. Funcionario

245. José Antonio Aznar Casanova. Catedrático de Universidad (j) 246. José Antonio García López. Economista del Estado
247. José Antonio 
Yturriaga Barberán. Embajador de España 248. José Domingo DomingoPresidente de Impulso Ciudadano249. Jose Fermín Marticorena Seminario. Empresario

250. José Fernando Hinojo Martínez. Letrado. Funcionario
251. José Ignacio 
Aguiló Fuster. Profesor
252. José Ignacio 
Alameda Peralta. Economista
253. José J. 
Jiménez Sánchez. Profesor, Universidad de Granada 254. José Javier Viñes Rueda. Médico (j)

255. José Luis Alegre Martin. Licenciado en ADE
256. José Luis 
Corcuera Cuesta. Ex ministro del Interior
257. José Luis 
Corrales Marcos. Conductor autobús
258. José Luis 
Corrales Muñoz. Conductor autobús
259. José Luis 
de Lacalle Fernández. Informático
260. José Luis 
Dios Morales. Instalador gas/calefacción
261. José Luis 
García Valdecantos. Ingeniero de Montes
262. José Luis 
González Quirós. Profesor
263. José Luis 
Márquez Arroyo. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos 264. José Luis Vergara Blanco. Asesor en comunicación
265. José Luis 
Zavala Richi. Licenciado en Derecho
266. José Manuel 
Cansino. Catedrático de Economía, universidades de

Sevilla y Autónoma de Chile
267. Jose Manuel 
Vallellano García. Consignatario de buques 268. José María Albert de Paco. Periodista
269. José María 
Fernández Gallot A.T.S.
270. José María 
Fernández. Profesor universitario
271. José María 
Gutiérrez de la Torre. Editor

272. José María Leido Cabaleiro. Médico de familia
273. José María 
Marco. Profesor / Escritor
274. José María 
Martín Cruz. Ingeniero jubilado
275. José María 
Rosales. Catedrático de Filosofía Moral y Política,

Universidad de Málaga
276. José María 
Sáez Vicente-Mazariegos. Ingeniero Industrial
277. José María 
Trenor. Empresario
278. José María 
Vizcay González. Profesor jubilado
279. José 
Martín Ostos Catedrático de Derecho Procesal
280. José Miguel 
González. Docente universitario
281. José 
Montalbán Castilla. Profesor Asistente de Economía, SOFI

(Stockholm University)
282. José 
Pardina. Editor y periodista
283. José Ramón 
Montero. Catedrático de Ciencia Política, Universidad

Autónoma de Madrid
284. José Ramón 
Moral Jiménez. Vigilante
285. José 
Sánchez-Carralero López. Catedrático de Universidad (j) y pintor 286. José Segura. Catedrático de Filosofía
287. José 
Torné-Dombidau y Jiménez. Profesor titular Derecho

Administrativo, UGR. Presidente del Foro para la Concordia Civil
288. José Vargas RincónPresidente de Asociación Catalana de Víctimas

de Organizaciones Terroristas (ACVOT)

289. Josep Enric Sabaté Cerdán. Gestor inmobiliario
290. Josep M. 
Oller Sala. Catedrático de Estadística, UB
291. Josu 
Ugarte Gastaminza. Exdirector de Bakeaz
292. Juan 
Abreu. Escritor
293. Juan Antonio 
García Amado. Catedrático de Universidad
294. Juan Antonio 
Gil Granados. Profesor
295. Juan Antonio 
Ramírez Ovelar. Profesor de Enseñanza Secundaria 296. Juan Carlos Gavara de Cara. Catedrático de Derecho Constitucional 297. Juan Carlos Pacios. Ingeniero de T elecomunicación
298. Juan Carlos 
Torrubia. Médico
299. Juan Claudio 
de Ramon Martínez. Ingeniero
300. Juan Claudio 
de Ramón. Escritor
301. Juan 
Corbera. Abogado
302. Juan de Dios 
Rodríguez Cánovas. Catedrático de Matemáticas (j) 303. Juan Ignacio Ochagavía Lázaro. Economista, jubilado
304. Juan José 
Enériz. Docente inconformista
305. Juan José 
Ibáñez AcedoPresidente Coordinadora por Tabarnia 306. Juan José Martínez Jambrina. Médico Psiquiatra
307. Juan Luis 
Trilla Salinas. Jubilado
308. Juan Luis 
Valverde Villarreal. Funcionario
309. Juan 
Mellen Guijo. Empresario
310. Juan Pablo 
Cardenal. Periodista
311. Juan 
Prat y Coll. Diplomático
312. Juan Ramón 
Fernández Torres. Catedrático de Derecho

Administrativo. Abogado
313. Juan 
Roldán Corres. Periodista

314. Juan Ruiz Manero. Catedrático de Filosofía del Derecho 315. Juan Victorio Martínez. Catedrático de la UNED
316. Julia 
MorenoPresidenta de S’ha Acabat
317. Julián Ruiz-Bravo Peña. Profesor

318. Julio Valdeón. Periodista y escritor
319. Julio 
Villacorta García. Ingeniero Industrial

L-M

  1. Leonor M. Moral Soriano. Profesora universidad

  2. Leonor Zozaya-Montes. Profesora de Historia, Universidad de Las

    Palmas de Gran Canaria

  3. Liborio L. Hierro Sánchez-Pescador. Catedrático emérito de Filosofía

    del Derecho, UAM

  4. Lola Canales. Periodista

  5. Lola Galisteo Leiva. Psicóloga

  6. Lourdes Palma. Maestra

  7. Lourdes Ruano Espina. Catedrática de universidad

  8. Luis Alberto De Cuenca y Prado

  9. Luis Carlón López. Jefe de taller

  10. Luis Diez Merillas. Periodista

  11. Luis Espinosa Goded. Profesor de Economía, Universidad San

    Francisco de Quito (Ecuador)

  12. Luis Martín Arias. Profesor Titular, Universidad de Valladolid

  13. Luis Méndiz Marín. Sociólogo y Educador

  14. Luis Perdices de Blas. Catedrático de universidad

  15. Ma Amor Beguiristain Gúrpide. Profesora Emérita

  16. M. Araceli Rodríguez Merayo. Profesora, Universitat Rovira i Virgili

  17. M. Teresa S. Concheiro. Abogada y mediadora penal (j)

  18. Ma Mercedes Gutiérrez. Librera

  19. Ma Rosa Gómez Segorbe. Controladora de accesos

  20. Maite Barrios. Catedrática de Matemáticas (j)

  21. Maite Pagazaurtundua, Eurodiputada

  22. Manuel Atienza Rodríguez. Catedrático de Filosofía del Derecho

  23. Manuel Carlon López. Ingeniero de montes

  24. Manuel Elías Martínez. Lawyer

  25. Manuel Escamilla Castillo. Profesor de Filosofía del Derecho,

    Universidad de Granada

  26. Manuel García-Carpintero. Profesor universitario

  27. Manuel Lanzán SánchezPresidente Movimiento Cívico d’Espanya

    i Catalans

  28. Manuel Miró Echevarne. Abogado

  29. Manuel Moreno. Ingeniero de Telecomunicaciones

  30. Manuel Oliete. Empresario y abogado

  31. Manuel Parra Celaya. Profesor de Secundaria (j)

  32. Manuel Peña Díaz. Catedrático de Historia, UCO

  33. Manuel Piñol Dastis. Abogado

  34. Manuel R. Ariza Vázquez. Jubilado

  35. Manuel Ruiz Zamora. Filósofo y escritor

  36. Manuela Cañadas Pinilla. Empresaria

  37. Marcelino Jiménez León. Profesor de universidad

  38. Mari Cruz Hernández Palacín. Diplomada Relaciones Laborales

  39. María Ángeles Pérez Samper. Catedrática de Universidad

  40. María Antonia Doménech Coy. Licenciada en Ciencias Políticas

  41. María Castro Ordoñez. En paro

  42. María del Carmen Huete García. Jubilada

  43. María Dolores Atance Rodríguez. Marionetista

  44. María José Fernández Aguirre. Médico

  45. María José GarcíaPresidenta de Mos Movem

  46. María José Peña. Abogado

  47. María José Villaverde Rico. Catedrática, U. Complutense de Madrid

8

367. María Luisa Fernández Morán. Profesora jubilada 368. María Marañón.
369. María 
Ortigosa Mazas. Docente
370. María Pilar 
Armengol Suárez. Farmacéutica

371. María Pilar Mateo Palacios. Jubilada
372. María 
Pradas Baena. Docente
373. María Rosa 
de Madariaga. Historiadora. Funcionaria internacional

UNESCO (j)
374. Ma Teresa 
Fernández-Pacheco Martínez. Jubilada
375. María 
Valmaña Ochaita. Profesora Titular de Universidad 376. Mariano C Melero. Profesor de Filosofía del Derecho
377. Mariano J. 
Aznar Gómez. Catedrático de Universidad
378. Mario 
Vargas Llosa. Nobel de Literatura. De la Real Academia

de la Lengua Española
379. Marta 
Crespo Guijarro. Abogado
380. Martí 
Pacham Barrera. Economista y ex diputado
381. Martín 
Alonso Zarza. Profesor, jubilado
382. Mateo 
Argerich González. Abogado. Profesor universitario
383. Mauricio 
Betancor Baras. Gestor CC
384. Mercè 
Vilarrubias Bisbal. Profesora y escritora
385. Miguel 
Aizpún Bobadilla. Asesor Financiero
386. Miguel Ángel 
Armenteros Peña. Analista programador
387. Miguel Ángel 
Calama Teixeira. Asesor financiero
388. Miguel Ángel 
Carrera Castrillo. Obrero
389. Miguel Ángel 
Cortés. Abogado
390. Miguel Ángel 
González Gómez. Funcionario
391. Miguel Ángel 
Quintana Paz. Profesor de Universidad
392. Miguel 
Canalejo. Empresario
393. Miguel 
Cornejo. Economista. Presidente de la Asociación Pompael394. Miguel Iraburu. Ingeniero industrial
395. Mikel 
Arteta. Doctor en Filosofía Política
396. Mikel 
Azurmendi Inchausti. Profesor jubilado, escritor
397. Mikel 
Buesa. Catedrático de Economía Aplicada, UCM
398. Miquel 
Giménez Gómez. Periodista
399. Miriam 
Tey. Editora
400. Mónica 
de Oriol. Empresaria
401. Montserrat 
Baras Gómez. Profesora de Ciencia Política
402. Montserrat 
Ginés Gibert. Profesora titular Universitat Politècnica de

Catalunya (j)
403. Montserrat 
Moreno LanzaPresidenta del Consejo de Víctimas de

Delitos de Odio y Discriminación

N-R

404. Natalia de la Figuera. Consultora
405. Nicolas 
Fernández GuisadoPresidente nacional de ANPE, Sindicato

Independiente de Profesores de Enseñanza Pública

406. Nicolás Nogueroles Peiró. Profesor Asociado universidad 407. Nuria Guitián Sánchez. Profesora de Filosofía
408. Nuria 
Plaza Carrero. Profesora de Filología Hispánica 409. Olegario Ortega Justicia. Jubilado

410. Óscar Alonso Fernández. Abogado
411. Óscar 
Uceda. Comercial. Presidente de Historiadors de Catalunya

412. P . Jiménez Polanco. Médico
413. Pablo 
Barrios Almazor. Crítico y ensayista
414. Pablo 
de Lora. Profesor de Universidad
415. Pablo Ignacio de 
Dalmases Olabarría. Periodista e historiador
416. Pablo 
Zavala. Director Fundación Transición Española
417. Paloma 
Losada Liniers. Profesora de Universidad
418. Patricio 
García Mínguez. Profesor Economía
419. Patxi 
Sanz Godoy. Finance Business Partner
420. Pau 
Guix. Dramaturgo y articulista
421. Paul 
Palmquist Barrena. Catedrático de la Universidad de Málaga
422. Paula 
Añó Santiago. Comunicación
423. Paz 
Garzón González. Inspectora de Trabajo y S. Social (j)
424. Pedro 
Echeverria Ezponda. Ingeniero Industrial, jubilado
425. Pedro 
López Arriba. Abogado
426. Pedro 
Moreno Meyerhoff. Profesor Titular de Universidad (j)
427. Pilar 
Santiago Rodríguez. Abogada
428. Pilar 
Varona. Profesora
429. Rafa 
Latorre. Periodista
430. Rafael 
Arenas García. Catedrático de Derecho internacional privado 431. Rafael Arias-SalgadoPresidente Fundación Transición Española
432. Rafael Gordon Marchito. Director de cine
433. Rafael 
Martínez Ferreira. Profesor of Finance, IE Business School
434. Rafael 
Molina Salazar. Jubilado
435. Rafael 
Sánchez Saus. Catedrático de Historia Medieval, Universidad de

Cádiz
436. Rafael 
Torres. Librero

437. Rafael Valverde Villarreal. Profesor de Lengua y Literatura (j) 438. Ramiro Cibrián. Ex-lector, Yale University
439. Ramón 
de Veciana Batlle. Abogado
440. Ramón 
García Fernández. Funcionario internacional (j)

441. Ramón Puig de la Bellacasa Alberola. Funcionario de la Comisión Europea (j)

442. Ramón Rodríguez. Catedrático emérito, U. Complutense de Madrid 443. Raúl Navarro Roldán. Profesor TEU Derecho del Trabajo y S. Social,

U. Rovira i Virgili
444. Raúl 
Trujillo Herrera. Doctor en Derecho, U. Complutense de Madrid 445. Raúl Vilas. Director de libertaddigital.com
446. Rebeca 
Argudo. Periodista
447. Regina 
Farré. Periodista
448. Remedios 
Soriano Vela. Licenciada en Historia
449. Ricard 
Cayuela Dalmau. Psicólogo
450. Ricardo 
Fernández Esteban. Filólogo e ingeniero
451. Ricardo 
García Manrique. Catedrático de Filosofía del Derecho, UB 452. Ricardo GarrudoPresidente Fundación DENAES
453. Ricardo Graciani Díaz. Profesor Universitario
454. Roberto 
Bermejo Cuadra. Jubilado
455. Roberto 
Grao Gracia. Profesor jubilado
456. Roberto Luis 
Blanco Valdés. Catedrático de Derecho Constitucional 457. Roberto Molina Carrasco. Ingeniero
458. Roberto 
Villa García. Profesor Titular de Historia Política, Universidad

Rey Juan Carlos
459. Rodrigo 
Vázquez de Prada y Grande. Periodista
460. Rogelio 
López Blanco. Licenciado en Historia Contemporánea 461. Roger Domingo. Editor
462. Rosa 
Díez.

  1. Rosa Valles Arroyo. Jubilada

  2. Rosario Gálvez Ortiz. Profesora

    S-V

  3. Sabino Méndez. Escritor y músico

  4. Salvador Caamaño Morado. Diplomado Relaciones Laborales

  5. Salvador Martín Cruz. Médico

  6. Santiago Álvarez García. Doctor en Filosofía. Profesor

  7. Santiago González. Periodista

  8. Santiago Leyra Curiá. Profesor universitario. Jurista

  9. Santiago Martínez Martínez. Piloto de aviación

  10. Santiago Sastre Ariza. Profesor universitario

  11. Santiago Trancón. Profesor

  12. Sebastián Urbina Tortella. Profesor jubilado

  13. Sergio Fidalgo Piña. Periodista

  14. Sergio Reyes Rodríguez Salazar. Arquitecto

  15. Sergio Sanz Jiménez. Arquitecto. Ex diputado en el Parlamento de

    Cataluña

  16. Sevi Rodríguez Mora. Catedrático de Economía. Universidad de

    Edimburgo y EIEF (Roma)

  17. Silvestre Torres Ortiz. Jubilado

  18. Silvia Valmaña Ochaita. Profesora Titular de Derecho Penal, UCLM

  19. Sixto José Cadenas. Funcionario Justicia

  20. Susana Beltrán. Profesora de Derecho Internacional Público, UAB

  21. T . Macsotay. Profesor en Humanidades

  22. T ato Cabal. Escritor

  23. T eresa Giménez Barbat. Escritora

  24. T eresa Losada Liniers. Profesora universitaria (j)

  25. T eresa Marqués. Profesora

  26. Tomás Gil Márquez. Profesor Asociado Derecho, Universidad

    Autónoma de Barcelona

  27. Tomás R. Fernández Rodríguez. Catedrático emérito de Derecho

    Administrativo. Abogado

  28. Tomás Romero Cano. Técnico de Procesos industriales

  29. Tomeu Berga PicóPresidente Societat Civil Balear

  30. Valentina Barriuso Gutiérrez. Periodista

  31. Vicente Garrido Mayol. Catedrático de Derecho Constitucional,

    Universidad de Valencia

  32. Vicente Lombardía del Pozo. Químico (jubilado)

  33. Víctor Gómez Frías. Ingeniero

  34. Víctor Manuel Método Vela. Abogado

  35. Victorino del Pozo Barbero. Periodista

  36. Virginia Mayordomo Rodrigo. Profesora Titular de Derecho Penal

  37. Xavier Pericay Hosta. Escritor

  38. Yaiza Santos. periodista