Follow by Email

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)
Puedes adquirir el libro enviando un mensaje a huellasjudias@gmail.com

jueves, 27 de noviembre de 2014

NOTICIAS SOBRE CERVANTES

(Foto: S.Trancón)
Cervantes y el Quijote son un tema inagotable que siempre está de moda. Últimamente no hay día que no salga una noticia relacionada con el autor y el libro más famoso de nuestra literatura. He aquí un pequeño resumen.

Se siguen buscando los restos de Cervantes en el Convento de las Trinitarias de Madrid. De momento se han superado las dificultades que había puesto no sé qué familia, el Obispado, el Convento y la Comunidad de Madrid. Es increíble que se pongan tantos obstáculos a un proyecto de indudable interés común y que, si acaba con éxito, repercutirá en beneficio de todos. 

Andrés Trapiello acaba de publicar una novela que prolonga imaginariamente la vida de Sancho después de morir don Quijote. Muchos han sido tentados a escribir y reescribir un libro en sí mismo inimitable; pocos se han atrevido, y muy pocos, de entre ellos, lo han hecho con un mínimo de acierto. 

Luis García Jambrina también se ha atrevido a novelar parte de la vida de nuestro autor partiendo de la supuesta pelea de Cervantes con Antonio de Segura a quien, según la hipótesis oficial, hirió gravemente, lo que le obligó a huir a Italia para que no le cortaran una mano. 

No he leído ninguna de estas dos novelas, así que no aventuro ningún juicio sobre ellas. De entrada no me atraen, sobre todo porque tengo muchísimos otros libros que reclaman mi tiempo y mi atención. 

Muy fecunda ha sido la labor de los cazadores de documentos cervantinos o seudo-cervantinos. José Cabello, un archivero de Puebla de Cazalla, en Sevilla, ha descubierto varios documentos relacionados con la recaudación de trigo y cebada para la Armada por parte de Cervantes en 1593. Aparece una Magdalena Henríquez a la que otorga un poder para que cobre su sueldo, 1.490 reales. Aventuran algunos una relación sentimental de Cervantes con esta Magdalena. Otro cervantista deduce de este sueldo que es falsa la imagen romántica de autor pobre y menesteroso que el propio Cervantes propagó. Dice este profesor que Cervantes vivió en las tres ciudades más caras del momento, Sevilla, Valladolid y Madrid, lo que indica que no pudo ser pobre. Hombre, yo creo que en esas ciudades, por muy caras que fueran, vivían muchos pobres y menesterosos. 

Pero las noticias más pintorescas tienen que ver con hallazgos que aseguran haber descubierto el acta de bautismo de Sancho, el lugar exacto donde se encontraba la venta donde armaron caballero a don Quijote, y el personaje real que inspiró a Cervantes la figura de don Quijote. 

Sabino de Diego, un empresario jubilado, dice haber encontrado en Esquivias un acta de bautismo de 1569 de un tal Sancho (Gaona), que sería el verdadero Sancho Panza cervantino. Descubre también que los padres de este Sancho fueron padrinos de una hija de Bernardino Ricote, que sería el Ricote amigo de Sancho que aparece en el Quijote

Puestos a asociar arbitrariamente nombres y pesquisas, más delirante es el trabajo historico-arqueológico de Francisco Javier Escudero e Isabel Sánchez Duque, que aseguran con increíble desparpajo que “la historia de don Quijote no es inventada, es real”. Dicen que han encontrado documentos históricos y realizado excavaciones que confirman que la venta cervantina donde es armado caballero don Quijote estaba en la Mota del Cuervo, en Cuenca, de la que quedan algunos restos. Con el mismo atrevimiento aseguran que don Quijote es una especie de mezcla entre Pedro de Villaseñor, amigo de Cervantes, Francisco de Acuña, enemigo de Villaseñor a quien intentó asesinar armado de caballero, y un personaje malvado llamado Rodrigo Quijada, corregidor de El Toboso, donde también viven los otros dos personajes. Cervantes habría ridiculizado a los enemigos de Villaseñor a través de la figura de don Quijote. Impepinable. Que don Quijote y Sancho sean personajes de ficción no les importa a estos investigadores. Que esos personajes reales, de los que se sabe que existieron por esos documentos, se parezcan a don Quijote y Sancho como un churro a una castaña, tampoco parece importarles nada.

Que ocurrencias de este calibre pasen por investigaciones cervantinas nos confirma que Cervantes y el Quijote tienen una capacidad asombrosa para despertar la fantasía y el deseo de originalidad de los más peregrinos estudiosos. Lo malo de todo esto es que trivializa y mete en la misma alforja los estudios más serios que tratan de descubrir lo mucho que todavía puede estudiarse y pensarse sobre Cervantes y su obra más admirable, el Quijote
Publicar un comentario