Follow by Email

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)
Puedes adquirir el libro enviando un mensaje a huellasjudias@gmail.com

lunes, 25 de febrero de 2013

CONSEJO CERVANTINO PARA ESCRITORES

(Foto: Marimar Trancón)

Entre los sabios consejos que Cervantes nos ofrece, he encontrado hoy uno que me ha parecido de interés para todos los que, de modo aficionado o profesional, nos dedicamos a escribir y publicar. Se encuentra en el prólogo a La Galatea y se refiere a las dudas que un escritor puede tener a la hora de publicar un libro. Pues ni “excesiva ligereza” ni “escrupulosa tardanza”. Ni precipitarse “deseando comunicar el talento que del cielo ha recibido”, ni “de puro escrupuloso” no “contentarse nunca de lo que hace”, “teniendo sólo por acertado lo que no alcanza”. El equilibrio se logra cuando se deja de pensar sólo en uno mismo, ya que se escribe siempre para los otros, nunca sólo “para el propio gusto”.


Yo, no porque tenga razón para ser confiado, he dado muestras de atrevido en la publicación de este libro, sino porque no sabría determinarme, de estos dos inconvenientes, cuál sea el mayor: o el de quien con ligereza, deseando comunicar el talento que del cielo ha recibido, temprano se aventura a ofrecer los frutos de su ingenio a su patria y amigos, o el que, de puro escrupuloso, perezoso y tardío, jamás acabando de contentarse de lo que hace y entiende, teniendo sólo por acertado lo que no alcanza, nunca se determina a descubrir y comunicar sus escritos. De manera que, así como la osadía y confianza del uno podría condenarse por la licencia demasiada, que con seguridad se concede, asimismo el recelo y la tardanza del otro es vicioso, pues tarde o nunca aprovecha con el fruto de su ingenio y estudio a los que esperan y desean ayudas y ejemplos semejantes para pasar adelante en sus ejercicios. Huyendo de estos dos inconvenientes, no he publicado antes de ahora este libro, ni tampoco quise tenerle para mí solo más tiempo guardado, pues para más que para mi gusto solo le compuso mi entendimiento”.
Publicar un comentario