Follow by Email

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)
Puedes adquirir el libro enviando un mensaje a huellasjudias@gmail.com

lunes, 28 de mayo de 2012

LAS BURLAS SE VOLVERÁN VERAS



(Foto: Fernando Redondo)

Leo el pasaje del Quijote en que Sancho imparte justicia en la ínsula Barataria, de la que es gobernador. Todo es broma, todo es un montaje de los duques, pero a Sancho de pronto se le presentan casos reales que no estaban preparados de antemano. Aquí Sancho se convierte en gobernador de verdad. Lo más sorprendente del Quijote es que, siendo todo ficción literaria, acaba saliéndose del libro para convertirse en realidad. “Cada día se ven cosas nuevas en el mundo: las burlas se vuelven en veras”, comenta el mayordomo de Sancho. La ficción se vuelve realidad.

Uno de esos hechos imprevistos es el encuentro con el gracioso que huye de los guardias. Sancho le amenaza con hacerle dormir en la cárcel, y él le replica: “Por más poder que vuestra merced tenga, no será bastante para hacerme dormir en la cárcel”. En  efecto, Sancho no tiene poder para impedir que se quede despierto toda la noche… Sancho reconoce su ingenio y le deja libre.

A mí me gusta este cuentito por lo que tiene de desafío a la autoridad y por afirmar que hay un ámbito en el que, si queremos, nada ni nadie nos puede subyugar. De lo único que de verdad somos dueños es de nuestro pensamiento. 


Lo recuerdo ahora en que todo a nuestro alrededor parece estar bajo el control de los poderosos, casi hasta asfixiarnos. Hundirán el país, lo están haciendo a una velocidad de vértigo, con decretos, apaños, mentiras, fraudes, desfalcos, atracos… Puro fango… Un país que de pronto se ha quedado sin leyes ni jueces, en la que la impunidad más desvergonzada y vomitiva se transmite en directo.

Pues a pesar de todo, eso: que nadie nos puede hacer dormir si no queremos, si no nos dejamos. Todavía estamos despiertos, aunque cada día el aire sea más irrespirable. Y mientras estemos despiertos hay esperanza. Llegará la reacción. Algún día las burlas se volverán veras.

Publicar un comentario