Follow by Email

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)
Puedes adquirir el libro enviando un mensaje a huellasjudias@gmail.com

sábado, 27 de marzo de 2010

ÍSIMOS E ÍSIMAS

(Foto: S. Trancón)
El corrector ortográfico del programa Word tiende a señalar en rojo cualquier palabra acabada en ísimo-a. A veces me molesta, pero he acabado aceptándolo pues, aunque no sea incorrección ortográfica, sí suele serlo de estilo.
El idioma español siempre está a punto de despeñarse con estos superlativos, que además son esdrújulos.

Todavía resuena en nuestros oídos aquel barbarismo de “Generalísimo”. Los adjetivos admiten ese morfema de superlativo, pero no los sustantivos. Como los adjetivos tienen vocación de sustantivos, muchas veces se crea ambigüedad, como en el caso del este General que, a pesar de ser bajísimo -o quizás por ello- se colocó la mitra de ísimo para que nadie le hiciera sombra (no sólo metafórica, sino real), lo que tampoco impidió que entre la tropa mayor y menor se le conociera como “la Paca” y “la Culona”, en femenino, no sabemos si sólo por su voz tan poco varonil.

Digo que no estamos lejos de aquellos abusos semánticos, que siempre acompañan a otros, porque ahí tenemos a un juez franquísimo e ilustrísima que, apoyándose en una asociación falangísima, echará mano de la retórica leguleya para quitarse de en medio a otro juez destacadísimo que, al parecer, no midió bien las fuerzas del enemigo al meter el dedo en la garganta profunda del caso Gurtel, que suena a, mitad cuartel, mitad burdel.

La tendencia al énfasis vacío que propicia el superlativo, ya la denunció Cervantes de modo muy irónico y humorístico. No me resisto a transcribir la respuesta que Sancho le da a la dueña Dolorida, que preguntaba si estaba por allí “el acendradísimo caballero don Quijote de la Mancha y su escuderísimo Panza”:

-El Panza aquí está, y el Donquijotísimo asimismo, y, así, podréis, dolorosísima dueñísima, decir lo que quisieridísimis, que todos estamos prontos y aparejadísimos a ser vuestros servidorísimos.
Publicar un comentario