Follow by Email

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)
Puedes adquirir el libro enviando un mensaje a huellasjudias@gmail.com

domingo, 15 de mayo de 2011

LA POESÍA EMPERRADA DE JUAN GELMAN

(Foto: Jesús Rodríguez)

Te propongo un acertijo: adivina cuál de estos dos poemas pertenece al último libro del Premio Cervantes Juan Gelman, “El emperrado corazón amora

LA ESTELA

Dos cuerpos jóvenes cavaron

una pared silenciosa del barrio

hace mucho tiempo. Ahí está

sin morir, pura, dialoga todavía

con la pasión.

En sus ladrillos quedó la diosa

que cultiva vidas interiores,

se oyen los potros que

galoparon una noche,

conocieron el todo de la nada

y la extrañeza de los cuerpos.

La centinela tiene

fuegos apenas recordados, ahorca-

ditos

en la sangre que vino después.

¿Adónde va el porqué desasido del

cuándo?

Pasaron la espada por

las manos que despertaban pechos,

noticias de ropas caídas.

ENTRESHIJO

No se escucha morir el cadáver

con mano solapada testigo

de

otras noches.

Todavía el odio

desnutrido de espadas

que no fueron

el hoy, el ayer y nunca.

El niñito al lado, la espátula, el dragón

comió palabras dulces

como movimientos de la necesidad.

Emperrado corazón

que husmorea el hueso del

hoy.

Posibles repuestas:

1) Ninguno de los dos es de Juan Gelman: son muy malos.

“) Los dos son míos: son increíbles.

3) El primero es de Juan Gelman y el segundo mío: el primero es tan malo como el segundo.

4) El primero es mío y el segundo de Juan Gelman: el primero es mucho mejor que el segundo.

5) Los dos son de… (poner aquí casi todos los premios Loewe o cualquiera de los premios que publica Visor, por ejemplo): tienen que ser muy buenos; de lo contrario, no habrían sido premiados.

6) El primero es de Juan Gelman y el segundo de un poeta desconocido: el de Juan Gelman es evidentemente mucho mejor: Juan Gelman es Premio Cervantes. El segundo es una mala imitación de la excelente poesía emperrada de JG.

Para no marear más al lector: La respuesta correcta es… ¡la tercera!... ¡o la sexta!

Dice una crítica, Ainhoa Sáez de Zaitegui: “Gelman ayunta palabras como bueyes, las somete al yugo para pulir el diamante. El encabalgamiento le rompe las piernas, la metáfora la distorsiona (se supone que a la palabra o a la poesía, no hay concordancia) hacia lo inaudito” (EL Cultural, p.17, 6 al12 de mayo de 2011).

Al lector que no se deja embaucar por los premios ni obnubilar por el incienso de los turiferarios: ¿Entiendes algo? ¿Qué sientes, qué piensas, qué imaginas al leer poemas tan estrafalarios como estos? ¿Alguna idea nueva, algún temblor inesperado? ¿Te sugiere algo eso de que “dos cuerpos –aunque sean jóvenes– caven una pared silenciosa del barrio”? Que una pared “dialoga todavía con la pasión”? ¿Logras imaginar a unos “fuegos ahorca-ditos en la sangre que vino después”?

“Siente lo que piensas” y “piensa lo que sientes”. Luego, responde.

Publicar un comentario